La protección por desempleo entre los inmigrantes

by

Un dato revelador de la situación de los trabajadores inmigrantes en tiempos de crisis se obtiene a través del análisis de la evolución del tipo de subsidio de desempleo percibido y de su comparación con los parados españoles.

Existen tres tipos de prestaciones por desempleo:

  • La prestación contributiva, para personas que hayan perdido su empleo y hayan cotizado a la Seguridad más de 360 días.
  • La prestación asistencial, para los desempleados que han agotado la prestación contributiva por desempleo o para los que no han percibido dicha prestación, pero se encuentran en supuestos de especial necesidad (mayores de 45 años con responsabilidades familiares).
  • La renta activa de inserción, destinada a colectivos con ingresos inferiores al 75% del SMI, con especial dificultad para encontrar empleo y en situación de necesidad económica. El programa incluye medidas para ayudar a incorporarse al mercado laboral.

Si se analiza la evolución entre los españoles de la distribución de los parados en función del tipo de prestación, se observa que el perfil del perceptor se ha mantenido relativamente estable a lo largo de los últimos años: aproximadamente un 50% percibe la prestación contributiva, un 45% la asistencial y un 5% la renta activa de inserción.

Evolución de los beneficiarios españoles de prestaciones por desempleo, por tipo de prestación. En porcentaje. 2006-2011

C4-G17

Nota: Datos de medias anuales. (*) Media de enero a agosto
Fuente: Elaboración Fundación Encuentro a partir Ministerio de Trabajo e Inmigración, Boletín de estadística laborales, varios números.

Matizando ligeramente esta tendencia, se aprecia un ligero ascenso en la percepción contributiva en los años 2008 y 2009, motivado por la incorporación de nuevos parados a partir de 2007. Desde 2010 aumenta el porcentaje de perceptores de la contribución asistencial, lo que hace pensar que se trata de muchos de los parados incorporados desde 2007 que agotaron su prestación contributiva. Destaca el elevado número de españoles que reciben la prestación asistencial, sostenido a lo largo del tiempo.

El comportamiento de los inmigrantes en función del tipo de percepción es bien distinto y muy ilustrativo del diferente perfil laboral y vital de este colectivo. La gran mayoría percibía la prestación contributiva hasta pasado el año 2009. Es decir, o encontraban trabajo con relativa rapidez o no podían alegar las circunstacias requeridas para acceder a la prestación asistencial. A partir de ese año se observa, sin embargo, un notable incremento (que sigue creciendo hasta el momento) en el porcentaje de perceptores adscritos a la prestación asistencial.

Evolución de los beneficiarios extranjeros de prestaciones por desempleo, por tipo de prestación. En porcentaje. 2006-2011

C4-G18

Nota: Datos de medias anuales. (*) Media de enero a agosto
Fuente: Elaboración Fundación Encuentro a partir Ministerio de Trabajo e Inmigración, Boletín de estadística laborales, varios números.

Por lo tanto, las circunstancias que se observan más levemente en el caso de los parados españoles han afectado más a la población inmigrante. El número de perceptores inmigrantes de la prestación asistencial era pequeño hasta el año 2008 (18,1%, frente al 37,8% de los españoles). Este hecho puede ayudar a desmontar el mito de que los inmigrantes están eternamente subsidiados.