Insuficiente equipamiento TIC en las universidades

by

Desde hace años existe un interés creciente por evaluar y controlar el impacto de las TIC en el sistema de enseñanza superior. Tanto en el ámbito europeo como en el español se han tomado diferentes iniciativas a este respecto. En el contexto español existe una gran preocupación por el uso de las TIC en la universidad. De hecho, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) lleva varios años editando el informe UNIVERSITIC sobre este tema, en el que se recoge la situación de las TIC en los campus universitarios, centrándose sobre todo en los recursos tecnológicos disponibles y en su gestión. En el último informe, publicado en 2011, se recoge valiosa información sobre el uso de las TIC en la enseñanza universitaria, distinguiendo dos tipos de objetivos: las TIC como tecnologías de apoyo a la docencia presencial y las TIC como tecnologías de apoyo a la docencia no presencial. Los datos se han recogido a partir de una encuesta dirigida solamente a las universidades presenciales, con una tasa de respuesta del 87%. Respecto a la dotación de recursos, la tabla 7 resume bien la situación.

Tabla 7 – Aulas universitarias según el tipo de equipamiento de tecnologías de la información de que disponen. Valor absoluto y porcentaje. 2011

Valor absoluto
%
Básico (todos los puestos conectados a internet y proyector multimedia)
14.287
53,4
Avanzado T1 (todos los puestos conectados a internet, proyector multimedia y pizarra digital)
1.240
4,6
Avanzado T2 (todos los puestos conectados a internet, proyector multimedia y posibilidad de grabar contenidos y/o distribuir la clase en tiempo real)
873
3,3
Avanzado T3 (todos los puestos conectados a internet, proyector multimedia, posibilidad de grabar contenidos y/o distribuir la clase en tiempo real y red propia conectada a una pizarra digital)
152
0,6
Sin equipamiento de tecnologías de la información básico
10.214
38,2
Total
26.766
100

Fuente: Uceda, J. (2011): UNIVERSITIC 2011: Descripción, gestión y gobierno de las TI en el SUE. Madrid, Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas.

El equipamiento básico (conexión a internet en el aula y proyector multimedia) está disponible en el 53,4% de las aulas universitarias, lo que a todas luces resulta un nivel de implantación de las TIC en el aula realmente escaso (“preocupante” en palabras de los propios autores del informe).

Tampoco los datos sobre la disponibilidad de equipos por alumno parecen satisfactorios (tabla 8). Hay una media de 37 estudiantes por cada ordenador fijo, 295 por cada portátil accesible en préstamo y 359 estudiantes por ordenador dedicado a aula móvil (sistema de ordenadores portátiles que se pueden utilizar en diferentes aulas). Por lo demás, sólo el 63% de los estudiantes españoles se conectan a la wifi de la universidad en el año 2011; el total de conexiones wifi en las universidades que participaron en el estudio fue de casi dos millones.

Tabla 8 – Indicadores de dotación TIC en la docencia presencial. Datos medios por universidad. 2011

2011  
Evolución (*)    
2010
2011
% de variación
Número de ordenadores fijos (de sobremesa) de libre acceso
742
737
795
7,9
Número de ordenadores de libre acceso por 1.000 estudiantes
50
59
46
–22,0
Número de estudiantes por cada ordenador fijo de libre acceso
37
Número de estudiantes por cada portátil en préstamo
295
Número de estudiantes por cada ordenador portátil dedicado a aula móvil
359
Número de conexiones wifi establecidas al año
1.933.416
Porcentaje de universitarios diferentes que se conectan a la wifi en un año
63

Fuente: Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (2011): UNIVERSITIC 2011: Descripción, gestión y gobierno de las TI en el SUE. Madrid.

Los datos sobre los recursos TIC disponibles en las universidades deben interpretarse con precaución. Es verdad que cada vez más los estudiantes usan sus propios ordenadores portátiles y no dependen para ello de la oferta de puestos fijos o móviles en la universidad; sin embargo, el panorama es preocupante: el nivel de integración de las TIC en la enseñanza presencial de las universidades españolas es claramente mejorable.