Evolución de los ocupados por rama de actividad

by

El empleo en España está muy concentrado en unas pocas ramas de actividad. En 2008, tres ramas superaban el 10% del total: la “Industria manufacturera”, el “Comercio” y la “Construcción” (tabla 7). Ya se ha mencionado que la pérdida de empleo registrada desde 2007 no se ha distribuido de forma homogénea sino que se ha concentrado fundamentalmente en la “Construcción” y en la “Industria manufacturera”, con una reducción de más de 1,2 millones y de casi 750.000 puestos de trabajo, respectivamente. Éstas son dos de las ramas en las que se concentra la mayor parte del empleo en España, por lo que el impacto de la pérdida de puestos de trabajo en estas actividades tiene un efecto muy negativo sobre el conjunto de la economía. De hecho, la construcción ha pasado de suponer un 13,1% en 2008 a un 7,8% en 2011 y la industria manufacturera de un 15,1% a un 12,7%.

Respecto al comercio, una parte muy relevante de la pérdida de puestos de trabajo se vincula con la ocupación por cuenta propia. En esta rama de actividad, más de una cuarta parte de los ocupados son autónomos (con o sin empleados) y casi un 30% de la reducción del empleo se debe a su disminución.

Tabla 7 – Evolución de los ocupados por rama de actividad. Valor absoluto en miles y porcentaje. Primer trimestre de 2008- Segundo trimestre de 2011

Valor absoluto
 
Porcentaje
 
Variación
2008
2011
 
2008
2011
 
Absoluta
Porcentual
A Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca
863,7
741,2
4,23
4,05
–122,5
–14,2
B Industrias extractivas
53,2
42,6
0,26
0,23
–10,6
–19,9
C Industria manufacturera
3.072,8
2.324,1
15,06
12,70
–748,7
–24,4
D Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado
72,3
82,1
0,35
0,45
9,8
13,6
E Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación
115,1
128,9
0,56
0,70
13,8
12,0
F Construcción
2.670,3
1.430,2
13,09
7,81
–1.240,1
–46,4
G Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas
3.210,2
2.932,7
15,73
16,02
–277,5
–8,6
H Transporte y almacenamiento
955,2
878,6
4,68
4,80
–76,6
–8,0
I Hostelería
1.396,4
1.435,7
6,84
7,84
39,3
2,8
J Información y comunicaciones
526,4
515,1
2,58
2,81
–11,3
–2,1
K Actividades financieras y de seguros
518,1
460,5
2,54
2,52
–57,6
–11,1
L Actividades inmobiliarias
121,2
96,8
0,59
0,53
–24,4
–20,1
M Actividades profesionales, científicas y técnicas
876,1
825,5
4,29
4,51
–50,6
–5,8
N Actividades administrativas y servicios auxiliares
915,4
919,4
4,49
5,02
4,0
0,4
O Administración Pública y defensa; Seguridad social obligatoria
1.223,6
1.442,0
6,00
7,88
218,4
17,8
P Educación
1.159,2
1.199,0
5,68
6,55
39,8
3,4
Q Actividades sanitarias y de servicios sociales
1.182,7
1.413,9
5,80
7,72
231,2
19,5
R Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento
281,4
319,6
1,38
1,75
38,2
13,6
S Otros servicios
435,9
381,0
2,14
2,08
–54,9
–12,6
T Actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico y como productores de bienes y servicios para uso propio
750,8
729,6
3,68
3,99
–21,2
–2,8
U Actividades de organizaciones y organismos extraterritoriales
2,2
4,6
0,01
0,03
2,4
109,1
Total
20.402,3
18.303,0
 
100
100
 
–2.099,3
–10,3

Fuente: Elaboración Fundación Encuentro a partir de INEEncuesta de Población Activa, varios números.

Cuatro sectores suponían entre el 5% y el 10% del empleo en 2008: “Hostelería”, “Administración Pública”, “Actividades sanitarias y de servicios sociales” y “Educación”. La ocupación en estas ramas ha tenido una evolución positiva en los últimos tres años. Sin embargo, el crecimiento del empleo no puede depender de ellas ya que, excepto la “Hostelería”, el resto corresponden al sector público, cuyo aumento está limitado con la actual reducción del gasto público a la que se enfrentan la mayor parte de los países.

La “Hostelería” es un sector caracterizado por la estacionalidad, de forma que aumenta la ocupación en el segundo y tercer trimestre del año y se pierde en el primero y en el cuarto. Su crecimiento durante el segundo trimestre de 2011 ha sido más intenso que en los tres anteriores años, aunque no implica que la ocupación de esta rama de actividad vaya a suponer un mayor porcentaje del empleo total. Además, entre las desventajas de este sector cabe destacar que emplea principalmente mano de obra poco cualificada, lo que reduce las posibilidades de mejora de la productividad de la economía.

Tabla 8 – Evolución de los ocupados por rama de actividad. En números índice. Base primer trimestre de 2008=100. 2008-2011

2008TIV 2009TIV 2010TIV 2011TII
U Actividades de organizaciones y organismos extraterritoriales 77,3 127,3 131,8 209,1
Q Actividades sanitarias y de servicios sociales 111,6 112,7 117,4 119,5
O Administración Pública y defensa; Seguridad social obligatoria 107,5 113,1 117,3 117,8
D Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado 106,1 111,2 115,5 113,6
R Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento 112,7 107,5 115,1 113,6
E Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación 111,4 107,6 102,2 112,0
P Educación 102,0 101,4 102,0 103,4
I Hostelería 101,0 98,5 94,8 102,8
N Actividades administrativas y servicios auxiliares 101,1 98,3 98,3 100,4
J Información y comunicaciones 106,4 95,0 96,0 97,9
T Actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico y como productores de bienes y servicios para uso propio 100,5 100,6 97,4 97,2
M Actividades profesionales, científicas y técnicas 98,9 96,6 96,0 94,2
H Transporte y almacenamiento 103,1 96,4 97,7 92,0
G Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas 99,0 91,0 92,2 91,4
K Actividades financieras y de seguros 93,7 91,9 86,2 88,9
S Otros servicios 95,1 93,3 81,4 87,4
A Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca 93,1 90,6 93,1 85,8
B Industrias extractivas 89,5 88,3 88,0 80,1
L Actividades inmobiliarias 91,8 67,2 67,4 79,9
C Industria manufacturera 90,8 79,1 77,3 75,6
F Construcción 81,7 67,5 58,9 53,6
Total 97,3 91,4 90,2 89,7

Nota: Datos de cuartos trimestres salvo para el 2011 que son del segundo trimestre.
Fuente: Elaboración Fundación Encuentro a partir de INE, Encuesta de Población Activa, varios números.

En la tabla 8 se muestra la evolución del número de ocupados, en base 100, tomando como referencia el primer trimestre de 2008 para las distintas ramas de actividad de la economía. Destaca la evolución de la “Construcción” y de las “Actividades inmobiliarias” sobre el resto. Como ya se ha mencionado, el número de ocupados de la “Construcción” en la actualidad es casi la mitad de los que había en el primer trimestre de 2008, con una pérdida de más de 1,2 millones de puestos de trabajo. Aunque el ritmo de destrucción de empleo se ha reducido –y no llega a superar el 9% registrado en el último trimestre de 2008 y el primero de 2009–, aún se mantiene por encima del 4%. La rama de “Actividades inmobiliarias”, dada su vinculación con la “Construcción”, ha tenido una evolución similar, si bien su impacto es sustancialmente menor dado que el volumen de empleo no llegaba al 1%, frente a más del 10% que suponía la construcción en 2008.

La dependencia de la economía española del sector de la “Construcción” es evidente. El crecimiento experimentado hasta 2007 se concentró claramente en este sector y la pérdida de empleo afectó de la forma que ya conocemos. Entre el primer trimestre de 1994 y el tercero de 2007, el número total de ocupados aumentó en más de ocho millones, de los cuales un 19,7% se concentraron en la “Construcción” y un 16,7% en Actividades inmobiliarias y de servicios empresariales. Este crecimiento supuso que esta actividad duplicara su peso en el empleo, de un 5% a casi un 10%.

Una vez acotadas las ramas de actividad en las que se ha centrado la crisis, la cuestión es saber si hay algún sector alternativo en el que se pueda depositar la esperanza en la creación de empleo durante los próximos años. Como se puede observar en el gráfico 13, en el último trienio se ha incrementado la ocupación en algunas actividades del sector terciario, como son las actividades sanitarias y de servicios sociales o las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, además de en las Administraciones Públicas.

El panorama que muestran los datos de las tablas 7 y 8 no permite dar una respuesta clara acerca de las actividades que podrían generar empleo, puesto que la mayoría de las que presentan una evolución positiva están vinculadas al sector público. Únicamente las “Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento” han tenido una trayectoria positiva, pero dado el pequeño tamaño de este sector (inferior al 2%) no se puede confiar en esta rama de actividad como una vía para reducir el desempleo de forma sustancial.