El impacto de la crisis en la estructura de las ocupaciones

by

La estructura ocupacional de los puestos existentes se encuentra muy relacionada con el nivel educativo. No obstante, no hay una equivalencia total, de forma que un mayor nivel educativo no implica obtener un trabajo acorde al mismo, sino que dependerá de la estructura de puestos de trabajo en las empresas. Es decir, tener una población muy formada no supone la creación de puestos de trabajo de alta cualificación, de manera que es posible la aparición de fenómenos como la sobrecualificación (trabajadores que con un elevado nivel de estudios pueden desarrollar ocupaciones de media o baja cualificación). Como señala L. Garrido, con un aumento del número de trabajadores con mayor nivel formativo, “si la estructura de ocupaciones del sistema productivo no cambia, lo único que se produce es un desplazamiento de trabajadores formados hacia puestos de trabajo que no requieren esta formación”.

En el gráfico adjunto se muestra la estructura ocupacional por sexo en dos momentos temporales: antes del comienzo de la crisis económica y en el cuarto trimestre de 2010. Este gráfico permite apreciar, por una parte, las bien conocidas diferencias ocupacionales entre hombres y mujeres y, por otra, en qué tipo de ocupaciones se ha perdido empleo durante la crisis. Respecto al primer punto, la distribución ocupacional de los hombres es más homogénea que la de las mujeres, con representación en casi todas las ocupaciones, si bien predominan los “Trabajadores cualificados de la construcción, excepto operadores de maquinaria”, los “Técnicos y profesionales de apoyo”, los “Conductores y operadores de maquinaria móvil” y los “Peones”. Las mujeres se concentran fundamentalmente en las “Profesiones asociadas a una titulación de primer ciclo universitario y afines”, “Empleados de tipo administrativo” y “Trabajadores de servicios de restauración y personales”. En el resto de la pirámide ocupacional tienen representación como “Trabajadores no cualificados en servicios” o “Dependientes de comercio y asimilados”.

Gráfico 7 – Evolución de los ocupados por ocupación y sexo. En miles. 2006-2010

C1-G07

Fuente: Elaboración Fundación Encuentro a partir de INE, Encuesta de Población Activa, varios números.

Respecto a los cambios relacionados con la crisis económica, se observa que la pérdida de empleo está claramente vinculada a los hombres en ocupaciones de baja o media cualificación, principalmente en la construcción. La reducción ha sido especialmente intensa en los “Trabajadores cualificados de la construcción, excepto operadores de maquinaria”, en los “Conductores y operadores de maquinaria móvil” y en los “Peones”. Únicamente se aprecia un ligero incremento del número de “Trabajadores de servicios de protección y seguridad”. La situación de las mujeres es sustancialmente distinta. Por un lado, como ya se ha mencionado, la pérdida de empleo es menor, aunque también se centra en ocupaciones de baja cualificación (“Trabajadores no cualificados en servicios”) y en los “Empleados de tipo administrativo”. Por otro, se aprecia un incremento de las ocupadas en ocupaciones con alta o media cualificación (trabajos asociados a estudios universitarios) y en las “Trabajadores de servicios de restauración y personales”.